Conectate
Arriba

Balance del año escolar: ¡conversemos con nuestros hijos!

Las calificaciones son sólo una parte del proceso escolar que llegó a su fin. Nuestros hijos también han aprendido nuevas habilidades sociales y emocionales. Es un buen momento para hacer un balance con ellos.

¿Te acuerdas cuando comenzaste en marzo y no sabías multiplicar y ahora sí puedes? ¿Qué nuevas personas y amigos conociste? ¿Te acuerdas lo que te costaba hacer esto?, ¡ahora ya puedes! Estas son algunas de las frases con las cuales podemos empezar a conversar con nuestros hijos sobre el año escolar que terminó.

“Es bueno hacer balances con los niños al finalizar un período. Nuestros hijos se han esforzado para que les vaya bien y tanto los papás como las mamás hemos cumplido un rol fundamental en ello. Es importante que valoremos SUS logros, ‘cómo LES fue’, no ‘cómo NOS fue’, además de sus esfuerzos y el proceso que significó. Las calificaciones finales son solo una parte, nuestros hijos también han aprendido nuevas habilidades sociales, emocionales y han adquirido nuevos conocimientos. Además, esta instancia da pie para ponerse nuevas metas para el próximo año: ‘¿Qué te gustaría mejorar el año que viene?’”, señala Francisca Puga, psicóloga y directora ejecutiva de Triple P Latinoamérica.

La profesional detalla que esta revisión permite a los niños valorar sus esfuerzos y aprendizajes. Agrega que idealmente, antes de tener esta conversación, es importante reflexionar sobre qué es lo que estás destacando y valorando en tu hijo o hija. “¿Te importa solo que aprendió a multiplicar o también que aprendió a dividir y compartir sus cosas con los compañeros? ¿Él o ella recibe comentarios solo por cómo escribe o lee, o también por cómo aprendió a mostrar su rabia de forma respetuosa con las otras personas? ¿Él o ella se da cuenta de que valoras esto tanto como los aprendizajes de materias escolares?”.

Vacaciones

Por otra parte, la profesional aconseja que en este período en que comienzan las vacaciones, los padres pueden planificarse para darles seguridad a los hijos, evitar conflictos innecesarios y la preocupación que causa el estar trabajando mientras ellos están en la casa. “Para esto es importante que pensemos (puede ser con ellos) en lo siguiente:

-Algunas reglas básicas: Qué se espera que haga cada uno en la casa, cuánto tiempo podrán ver televisión o estar en el computador, a quién deben avisar cuando salen para saber dónde están, etc.

-Algunas actividades o materiales que los mantengan entretenidos, por supuesto que sin desmerecer los espacios de ocio no estructurados y la creatividad personal.

-Estrategias para promover las buenas relaciones y conductas. Los padres solemos reaccionar solo cuando los hijos hacen algo mal. Recordemos que es importante prestar atención a las cosas positivas, elogiar su buena actitud o conducta, demostrarles cariño y pasar tiempo de calidad con ellos.

-Estrategias para cuando se produzcan malos comportamientos. En la medida que planifiquemos antes qué haremos cuando se produzca algún conflicto (por ejemplo, cuando no respeten alguna de las reglas o hayan muchas peleas en la casa), evitaremos las clásicas amenazas no cumplidas, insultos, castigos y agresiones y podremos aplicar consecuencias lógicas, que sean más ajustadas a la situación, inmediatas y que permitan a los niños aprender lo que sí se espera de ellos”, puntualiza.

Déjanos tus comentarios!

comentarios

Más en Educación

Sonríe Mamá & familia es un medio de comunicación que cuenta con un sitio web, una fanpage y una revista de papel a través de los cuales intenta acompañar a los padres y familias actuales en la crianza de sus hijos. Contamos con columnistas que nos apoyan con temas de salud, sicología y educación además de un equipo humano comprometido con la labor de informar.

Contáctanos

Copyright © 2017 Sonríe Mamá - LaPagina.cl