Cómo ayudar a nuestros hijos con las tareas del colegio

 

Por: Antonia Pinto.

Cuando un hijo lleva tareas del colegio para la casa, muchos padres se sienten preocupados y sobrepasados tanto por el desgano que ven en sus niños como por la ayuda que éstos demandan. Lo primero que debemos considerar es el tiempo que tiene disponible nuestro hijo después del colegio, para así organizar de forma más eficiente el trabajo de las tardes en las semanas del año escolar.

Tomando en consideración que deben descansar al menos una media hora luego de llegar del colegio, tenemos alrededor de dos horas en donde debemos organizar las tareas que debe realizar para el colegio.

En niños más pequeños su capacidad de concentración es menor, por lo cual debemos considerar una hora de trabajo con descanso de 15 minutos. Algunas recomendaciones son:

-Crear un lugar apropiado para llevar a cabo sus tareas, es decir, sin muchos estímulos que lo desconcentren.

-Tener al alcance del niño sus materiales de estudio (estuche, pegamento, etc.). Si es posible, usar estanterías ordenadas o cajas, consiguiendo así un orden lógico para fomentar pensamientos organizados y coherentes. Nuestro cerebro es un almacenamiento de ideas y conocimiento, enseñémosles a los niños a pensar y actuar en sus vidas de manera clara y práctica.

-Ser motivadores en el inicio de las actividades, ya que a esta edad (inicio del mundo escolar) los niños están muy motivados para realizar tareas.

-Realizar un listado de las tareas que debemos llevar a cabo (en una pizarra) e ir chequeando lo ya se trabajó. Esto proporcionará al niño un sentimiento de que puede lograr las cosas en poco tiempo y que avanza en las metas planteadas.

-Dar a conocer la rutina de trabajo en el hogar: inicio, descanso y término de las tareas.

-Crear un calendario mensual donde se anoten todas las tareas, de manera semanal, para que el niño tenga conciencia del tiempo y de la organización de ellas.

-Esta rutina debe ser sistemática, pues esto los convertirá en personas más autónomas y organizadas en el futuro escolar.

En niños más grandes o adolescentes la tarea de organizar los tiempos es más compleja, ya que pueden tener diferentes actividades extra-programáticas en el mismo colegio. Además, si el hábito de estudiar un tiempo todos los días no lo tienen muy asimilado, el implementar este sistema será más engorroso. Pero  debemos ser perseverantes y sistemáticos en la organización diaria. Algunos consejos son:

-Tener un lugar establecido de estudio.

-Dar un tiempo de descanso antes de comenzar con las labores escolares.

-Tener un calendario de planificación en donde se anoten todas las actividades del niño, priorizando siempre las tareas, trabajos y luego las actividades extra-programáticas.

-Considerar en esta planificación al menos tres días libres para el estudio y dos para actividades deportivas o de otra índole.

-Establecer todos los días un repaso de lo aprendido en la jornada escolar, revisando las materias.

-Crear diferentes formas de estudio: resúmenes, mapas conceptuales, profundizar temas en internet a través de documentales o entrevistas, crear una presentación para exponerla a los padres o algún integrante de la familia.

-En la planificación semanal considerar el trabajo de lunes a viernes, dejando libres sábados y domingos.

María Antonia Pinto. Educadora de párvulos con postítulo en Psicopedagogía y especializada en Modificalidad Cognitiva. Fundadora de www.psicopedagogasenred.cl

Escrito por
Más por Sonrie Mama

Mi hijo es celiaco: ¿qué hacer?

Por: Dr. Francisco Larraín. Hoy sabemos que la enfermedad celiaca es una...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *