Conectate
Arriba

Cuidados frente a las medusas

Durante la época estival aumenta la presencia de medusas en las costas del litoral norte y central de Chile, las que representan un riesgo para la salud de la personas.

Las medusas son organismos acuáticos marinos del reino animal que se encuentran en alta mar desde Arica a Mejillones, pero que aumentan en frecuencia en ciertas condiciones de temperatura del agua, sobretodo cuando se presentan las corrientes de agua cálida que las atraen a las costas principalmente de la zona norte y central del país.

En sus tentáculos poseen células urticantes que tienen unas cápsulas y dentro de ellas un filamento enrollado que al estar en contacto con la piel de un ser humano o una presa, le inyecta un veneno.

Durante la época estival comúnmente se informa de una gran presencia de medusas en las costas del litoral, muy asociadas a las marejadas que se producen, las que no sólo generan que las medusas de mayor tamaño se acerquen a las playas, sino que también las rompen y los tentáculos destruidos, encontrados en la orilla de la playa, constituyen un peligro, porque aún son capaces de liberar veneno por varias semanas.

Mónica Canales, Directora de Enfermería de la Universidad Andrés Bello, explica que las medusas representan un riesgo para la salud de las personas ya que “la toxina o veneno que introduce la medusa en el ser humano, provoca una reacción alérgena en la piel que se caracteriza por inflamación, urticaria y dolor”.

La reacción inmediata al veneno tiende a ser más tóxica que alérgica, ya que el dolor ocurre inmediatamente después de la exposición. Mientras más rápido llega el veneno a la circulación, más alta es la concentración a nivel sanguíneo y más rápida es la aparición de los síntomas.

Las reacciones de contacto locales que se pueden producir son: sensación de debilidad, ardor, y prurito, edema de partes blandas y pápulas eritematosas y ampollas, con descamación posterior a las ocho semanas.

Las picaduras de medusas, suelen ser leves, la morbimortalidad exacta no se conoce debido a los innumerables casos no reportados, y a la falta de un registro de picaduras de medusas.

Se encuentran en mayor riesgo de exposición Los hombres, dado a que participan más en actividades acuáticas, como el surf, pesca, buceo y la navegación. Las mujeres son más susceptibles a reacciones más graves que los hombres, dado el menor peso corporal. En los niños una picadura de medusa abarca una mayor porción corporal, mientra que los adultos mayores, debido a la disminución de sus reservas fisiológicas y fragilidad, corren más riesgo.

Así, la gravedad de los síntomas dependerá de factores como la edad, el peso, la superficie de piel expuesta a la picadura, el grosor de la piel, el sitio de la picadura (representa mayor peligro una picadura en la cabeza o espalda) y la especie de medusa.

Como conductas preventivas, Mónica Canales, aconseja:

  • Alejarse de los rompeolas en las playas, ya que se pueden encontrar mayor cantidad de restos de medusas, recuerden que son transparentes.
  • No tocar las medusas que se encuentren en la orilla de la playa, recuerde que sus tentáculos pueden producir envenenamiento, (aunque parezcan que están muertas).
  • Educar a los niños, estos no son juguetes y representan un peligro si usted o los niños las encuentran en la playa.
  • Si avista una gran cantidad de medusas en el agua, es preferible que no se bañe y avise al salvavidas o guardacostas.

Si usted ha sido picado por una medusa evite las siguientes acciones que pueden aumentar la absorción del veneno de las medusas y agravar la situación:

  • Utilizar agua dulce o potable para limpiar la zona afectada
  • Frotar con toalla o la arena la zona afectada
  • Rascarse
  • Uso de compresas calientes
  • Uso de hielo

Siga los siguientes consejos y cuidados

  • Siempre es recomendable consultar a una persona capacitada en primeros auxilios como el salvavidas o guardacostas.
  • No intente sacar con las manos los tentáculos o filamentos adheridos ya que usted también se puede ver afectado por el veneno, utilice pinzas.
  • Lo recomendable es lavar la herida con suero fisiológico.
  • Se ha descrito que en el Norte de Chile se está utilizando una mezcla de bicarbonato de sodio con agua para limpiar las heridas e inactivar los filamentos que descargan el veneno.
  • Después de limpiar la zona, puede utilizar hielo pero siempre cubierto con una bolsa plástica, por 15 minutos, esto disminuirá el dolor.
  • Si los síntomas empeoran, debe acudir a un servicio de urgencia, sobre todo si los síntomas son graves o progresivos o si la persona tiene filamentos o tentáculos adheridos a la piel.
  • Recuerde que la administración de medicamentos para el dolor y la reacción alérgica será mejor controlada por personal especialista que encontrará en los servicios de urgencias, SAPU o postas que están en los diferentes balnearios.
  • Recuerde además que las personas que han sido picadas una vez, quedan sensibilizadas por lo cual ante una segunda picadura las reacciones y síntomas pueden ser más graves, por lo que debe ser llevado a un servicio de urgencias.
  • No olvide que pueden aparecer lesiones en la piel hasta tres días después de la picadura, por lo que debe estar atento y en este caso consultar con un especialista.

Déjanos tus comentarios!

comentarios

Más en Lo más visto

Sonríe Mamá & familia es un medio de comunicación que cuenta con un sitio web, una fanpage y una revista de papel a través de los cuales intenta acompañar a los padres y familias actuales en la crianza de sus hijos. Contamos con columnistas que nos apoyan con temas de salud, sicología y educación además de un equipo humano comprometido con la labor de informar.

Contáctanos

Copyright © 2017 Sonríe Mamá - LaPagina.cl