Conectate
Arriba

Exceso de alcohol en adolescentes puede producir pancreatitis

Esta enfermedad, en su estado más grave, tiene una mortalidad de hasta un 40% en personas que consumen exageradamente alcohol.

La pancreatitis es la inflamación del páncreas con un variable compromiso de éste y de sus órganos vecinos. “Esta glándula tiene dos funciones: fabricar las enzimas que ayudan en la digestión de las grasas y las proteínas, y producir insulina y otras hormonas”, explica el doctor Claudio Mora, docente de la Escuela de Medicina de la U. Andrés Bello.

El factor alcohol

Las causas de la pancreatitis son muchas. Una de ellas, es la ingesta excesiva de alcohol, que incluso podría provocar la muerte.

Esta dolencia se produciría por una alteración en la permeabilidad del conducto pancreático secundario al alcohol. “Si bien no es una regla, las pancreatitis de origen alcohólico suelen tener una evolución más grave”, dice el doctor Mora.

 

La pancreatitis por consumo de alcohol exagerado puede evolucionar en forma más grave. Cuando llega a un alto nivel de gravedad tiene mortalidades de hasta el 30 a 40%; y si no provoca la muerte, puede generar cuadros muy graves con meses de hospitalización por múltiples complicaciones que afectan a otros órganos como pulmón y riñón.

Otras causas

Además del alcohol, hay otras causas para sufrir de Pancreatitis como los cálculos en la vesícula biliar. “También puede ser secundaria a un traumatismo de la zona abdominal, a drogas o algún medicamento, por niveles muy altos de triglicéridos, o consecuencia de una cirugía de la zona abdominal, etc. Pero estas causas son mucho menos frecuentes, y habitualmente se estudian cuando no están presentes las otras dos principales como la biliar o alcohólica. De todas maneras hay un porcentaje de pancreatitis de aproximadamente un 12% que son idiopáticas, es decir, no se sabe por que se producen”, comenta el doctor.

Síntomas

El principal síntoma es el dolor intenso ubicado en la zona epigástrica (boca del estomago), que se irradia en cinturón hacia ambos costados y el dorso. “El paciente presenta antecedentes de cólicos biliares o cuenta con una historia de transgresión alimentaría o alcohólica antes de iniciar el dolor. El dolor se puede acompañar de otros síntomas más inespecíficos, como náuseas, vómitos, fiebre, ictericia, etc.”, subraya el doctor Mora.

Tratamiento

El tratamiento depende de la gravedad de la pancreatitis. Siempre hay que hospitalizarlas y dejarlas en reposo digestivo (régimen cero), por lo tanto, se procede a una hidratación endovenosa; además se deja una analgesia adecuada. “Si la pancreatitis es leve, habitualmente se recupera en menos de una semana, sin más medidas que las mencionadas antes; si es de origen biliar (por cálculos), se recomienda que el paciente se opere de su vesícula antes de irse de alta. El problema son las pancreatitis graves, ya que pueden requerir ser manejadas en una UTI, con una monitorización adecuada, y con el apoyo a los órganos que fallan. Por ejemplo, si hay falla respiratoria se deja al paciente con ventilación mecánica. Otro problema importante en estos pacientes, además de los infecciosos, es el apoyo nutricional; ya que pueden pasar varios días sin poder alimentarlos y con un gran estrés metabólico”, concluye el doctor Mora.

 

 

Déjanos tus comentarios!

comentarios

Más en Adolescentes

Sonríe Mamá & familia es un medio de comunicación que cuenta con un sitio web, una fanpage y una revista de papel a través de los cuales intenta acompañar a los padres y familias actuales en la crianza de sus hijos. Contamos con columnistas que nos apoyan con temas de salud, sicología y educación además de un equipo humano comprometido con la labor de informar.

Contáctanos

Copyright © 2017 Sonríe Mamá - LaPagina.cl