Conectate
Arriba

Los científicos del futuro

Algunas mamás han escuchado decir a sus hijos que cuando grande serán astronautas, doctores, ingenieros o inventores. Lo cierto es que siempre hay niños que muestran marcado interés por las ciencias desde muy pequeños. Y también una intensa curiosidad que los lleva a descubrir, desarmar, armar y hacerse millones de preguntas.

Pensando en este grupo, PentaUC desarrolló un programa especial llamado “Pequeños Científicos”, el cual se desarrolla en vacaciones de invierno y verano. Este incluye cursos de enriquecimiento y talleres para menores entre 5 y 10 años.

“Contamos con una Unidad de Orientación Psicoeducativa para niños entre 4 y 9 años, donde realizamos un proceso de psicodiagnóstico. Muchos de esos pequeños sienten curiosidad por diversos temas, varios ligados a la ciencia, y les gustaría profundizar aparte del colegio. Pero no encuentran un lugar. En un comienzo nuestra respuesta fue decirles que postularan al programa regular PentaUC, pero tenían que esperar hasta 5° Básico. Se sumaron varios comentarios de papás preguntándonos si había una actividad en vacaciones. Esto debido a que solo contaban con ese tiempo, principalmente en casos de niños de otras regiones”, explica Paulette Laclote, psicóloga y jefa área de extensión Programa PentaUC.

La experiencia hasta el minuto ha sido muy buena, ya que comenzaron con un grupo de 20 niños en el verano de 2015 y en la última versión contaron con más de 75 niños de Santiago y regiones.

Conversamos con Paulette para conocer más detalles del programa “Pequeños Científicos” y su visión del desarrollo de las ciencias en Chile.

¿Cuáles son las temáticas y actividades que abordan?

Los cursos corresponden a disciplinas del área de las ciencias, especialmente diseñados para la edad de los participantes. Los talleres, por su parte, buscan potenciar las habilidades socioafectivas, favoreciendo el desarrollo integral del niño. Por ejemplo, el trabajo en equipo, tolerancia a la frustración, autoestima, autonomía, manejo de conflictos, respeto por la diversidad y autorregulación.

Las temáticas de los cursos varían de versión en versión, dividiendo a los niños por edades: 5 y 6 años, 7 y 8 años, 9 y 10 años. Por ejemplo, ahora contamos con un curso de sustentabilidad, bioquímica y odontología forense respectivamente. Los talleres apuntan a desarrollar habilidades psicomotoras a partir del juego, jugar en la temática circense y experimentar algunas actividades ligadas al montañismo. También hemos realizado cursos de robótica, dinosaurios y animales exóticos, entre otros, procurando siempre tener una oferta entretenida y ligada a las ciencias.

¿Cómo son los niños que llegan al programa?

Sienten curiosidad sobre las causas y razones de las cosas y presentan gran entusiasmo e interés frente al aprendizaje, principalmente ligado a temas relativos a las ciencias. Eso los une, pero son todos muy diversos, lo que hace que cada jornada y cada grupo sea distinto al otro. Esto lo convierte en una experiencia en sí misma, motivadora y desafiante tanto para ellos como para los docentes.

¿Cómo observan ellos su futuro o qué piensan respecto a ese tema?

Sus pensamientos son muy variados. Si les preguntamos qué quieren hacer cuando grandes, algunos aún no lo saben, otros son más bien cambiantes y sus respuestas guardan relación con la profundización que hayan hecho acerca de un tema particular. Pero también hemos tenido niños que nos han dicho que les gustaría ser inventores, científicos, creadores de programa, doctores, etc. En general, creo que la mayoría tiene una visión positiva del futuro, lo cual también es reforzado por los padres: “tú puedes hacer lo que quieras”.

¿Participan los padres en alguna instancia?

Participan en dos instancias: en la etapa de postulación, asistiendo a la reunión informativa, en donde conocen los cursos y talleres ofrecidos y los aspectos logísticos a tomar en cuenta en caso de que su hijo/a quede seleccionado; y en la última sesión del programa, presenciando la entrega de diplomas y una breve puesta en escena de lo trabajado durante la semana por su hijo/a.

Desde tu experiencia, ¿cómo se puede fomentar el interés por las ciencias desde el colegio o el jardín?

Lo primero es inculcar la curiosidad en todo ámbito desde la etapa preescolar. Generar preguntas, incentivar la creación de diversas hipótesis y luego hacer el ejercicio de contrastarlas va a gestar en el niño una forma de relacionarse con el mundo, desde el asombro. Luego se pueden ir sumando experiencias entretenidas, como la realización de experimentos caseros, conocer a científicos chilenos y sus experiencias, saber más de la historia de algún gran científico de la historia, visitar lugares/exposiciones/muestras que amplíen temáticas científicas conocidas y no conocidas por el niño. La idea es incluir la ciencia en la educación desde edades tempranas.

¿Ves que Chile, a futuro, pueda convertirse en exportador de ciencia aplicada?

Claro que lo veo posible, no puedo más que ser positiva en este sentido. Pese a que falta mayor inversión en nuestro país para fortalecer la investigación, potenciar programas de formación de nuestros científicos y dar a conocer sus trabajos entre la ciudadanía (no solo en revistas científicas, sino también en la etapa escolar), creo que se ha ido gestando lentamente un movimiento de empoderamiento en relación a las ciencias.

Se escuchan más iniciativas de apoyo a la innovación científica y tecnológica, se abre paso la idea de un posible Ministerio de Ciencias y Tecnología, tuvimos la campaña #LasNiñasPuedenCrearEmprenderInnovar, y hay proyectos interesantes de formación docente en cuanto a la enseñanza de las ciencias desde universidades, entidades privadas (como Siemens) y entidades públicas como Conicyt. Para llegar a exportar ciencia aplicada tenemos que trabajar desde las bases, hacernos cargo de mostrarles esa posibilidad a nuestros niños desde pequeños y así ampliar sus horizontes.

Cómo participar

Quienes deseen postular a las siguientes versiones de “Pequeños Científicos” pueden hacerlo desde la página www.pentauc.cl. Los requisitos para la selección son completar la ficha de postulación, que el apoderado asista a una reunión informativa y traer una carta de motivación de su hijo/a. Todas las indicaciones se informan a través de la página web o por correo electrónico.

Horario: 9:00 a 13:30 hrs. Lugar: Campus San Joaquín Universidad Católica. Valor: $130.000 (incluye materiales para el curso y taller + colación saludable).

 

 

Déjanos tus comentarios!

comentarios

Más en Educación

Sonríe Mamá & familia es un medio de comunicación que cuenta con un sitio web, una fanpage y una revista de papel a través de los cuales intenta acompañar a los padres y familias actuales en la crianza de sus hijos. Contamos con columnistas que nos apoyan con temas de salud, sicología y educación además de un equipo humano comprometido con la labor de informar.

Contáctanos

Copyright © 2017 Sonríe Mamá - LaPagina.cl