Conectate
Arriba

Los desafíos de la educación en el nuevo milenio

“En la realidad pasa que cada vez nos cuesta más llegar a los chiquillos. Y es complicado, porque uno se cuestiona qué estoy haciendo mal, si estoy entregando el contenido de primera fuente, estoy bajando libros y está todo súper entretenido. Pero si les miras la cara, están desmotivados”. Así de claro y sensato fue el docente de las carreras de Comunicación Digital y Multimedia y de Animación Digital y Diseño de Videojuegos Digital de la Universidad del Pacífico, Francisco Cortés, al relatar la realidad que se vive en muchas aulas del país.

Y es que, sin duda, en un mundo globalizado, híper conectado, multimedial y cada vez más instantáneo, se hace progresivamente más difícil entregar educación de manera atractiva a los estudiantes. Desde hace tiempo se habla que los métodos tradicionales de enseñanza están en crisis. Niños y jóvenes ya no parecen interesarse frente a un pedagogo que habla mientras ellos escuchan en forma pasiva. En este escenario, sumarse a las nuevas tecnologías es fundamental para llegar de mejor manera a ellos. Y los profesores juegan un rol clave.

Por este motivo, el Núcleo Académico Media Garaje de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad del Pacífico organizó un seminario sobre el Modelo STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Éste plantea una nueva manera de abordar los retos en la formación y educación con una mirada de futuro.

Código común para una mejor educación

En un primer acercamiento de contexto, el profesor Francisco Cortés abordó los “Cambios en la educación y el impacto de las nuevas tecnologías en el aprendizaje”. Definió la educación como “un acto de comunicación, donde los profesores buscan formas y métodos para que el estudiante reciba mejor el mensaje”. No obstante, la experiencia en las salas de clases dice que las formas y métodos no siempre son los más adecuados. Eso se traduce en que finalmente los alumnos no entiendan lo que se quiere transmitir.

La clave está en el código común de comunicación. “Esto pasa por consumir lo que ellos consumen y saber desde lo que piensan, lo que difunden y comparten, hasta cómo se desempeñan”, aseguró.

Sin embargo, aclaró que es importante entender que el código común no es el medio ni la tecnología que se enchufa a la corriente. “El problema es que los medios son medios, son instrumentos, gadgets, y van variando con el tiempo. Y en todos estos medios, el mensaje que estoy entregando es el mismo y el aburrimiento igual está presente. Hoy día la famosa frase de McLuhan ´El medio es el mensaje´ está en crisis y hay que cuestionarla. Efectivamente venimos de una época en que los medios nos invadieron para de alguna manera seducirnos. Pero, finalmente, si vemos el resultado es el mismo. Estudiantes desmotivados y aburridos”, constató.

Por eso, hay que hacer la gran diferenciación entre implementación tecnológica y convergencia tecnológica. “La primera es cuando se llena de dispositivos tecnológicos y con gastos de presupuestos asociados. El mensaje sigue viajando, pero es el mismo mensaje. ¿Cuándo hablamos de convergencia? Cuando todos estos medios son la suma para un gran relato o historia”, explicó.

La importancia de la búsqueda

Para el académico los seres humanos funcionamos bajo una matriz. Esa matriz es la de ir relacionando, donde la suma de medios da la propia interpretación. Y por otro lado, los nuevos alumnos están acostumbrados a buscar y es lo que hacen al jugar en videojuegos. Allí deben buscar ciertas claves para seguir jugando. Entonces el alumno, al sentirse que él está buscando, le da un cierto compromiso y empoderamiento, porque él descubrió la respuesta. Y esa es la gracia de la convergencia.

En este punto el profesor juega un rol de mediador. “La interpretación debe estar regulada por el docente. Él es como el director de orquesta que tiene que administrar los medios para que el alumno haga la relación. Porque, querámoslo o no, estamos bajo una cultura participativa, donde no soy solo en el mundo. Está obsoleto el modelo lineal, donde el profesor es el que habla y el alumno el que calla”, planteó.

La lógica del nuevo estudiante

Para explicar la lógica de los alumnos de hoy, el docente se basó en el juego Overwatch. “La industria de la entretención entendió que yo solo en un mundo virtual no soy nada. Tengo que ser parte de algo. Y en ese algo deben estar mis compañeros, para jugar y trabajar en equipo, y eso es lo que aporta Overwatch. En esa lógica el alumno puede tomar una especie de rol, que es un poco lo que buscamos en la Universidad”, dijo.

¿Y cómo funciona? “El juego propone personajes, cada uno diferente entre sí en características y funciones. Como usuario elijo, entiendo sus mecánicas y cómo se vincula con otros. Si finalmente ese personaje no me llama la atención, sigo con otro. Al navegar por diferentes personajes se logra entender la mecánica de cada uno. Y al minuto de jugar, si conozco cada personaje, sé cómo es el que escoge mi amigo, entiendo su mecánica. Entonces podemos dialogar entre nosotros porque hay un código común. Y lo entiendo porque lo viví”, comentó.

Todo cambia

El mercado de los juegos comprendió a este nuevo usuario: uno que entiende de un trabajo colaborativo y que vive en una cultura con arquitectura líquida. Todo cambia y nada es como antes. Nada es rígido. Todo es moldeable. Como el mismo Facebook, que cuando uno lo abre no es el mismo que estaba ayer.

En este contexto está la llegada del Método STEM, que hace una convergencia, ocupando los mismos mecanismos que ocupan los videojuegos. “Genera una convergencia de cuatro grandes disciplinas: ciencia, ingeniería, tecnología y matemáticas, para que nuestros alumnos de alguna manera generen o decidan un rol. Donde Juanito sea el que maneja la ciencia, Pedrito la ingeniería, Marco la tecnología y Julieta la que sabe matemáticas”, indicó.

¿Y qué hace el profesor? “Es guía y el que entrega desafíos colaborativos y cotidianos, como qué pasa con el humo, qué pasa con el agua, etc. Un problema a resolver y que invita a buscar y el explorar, que nosotros lo entendemos desde los videojuegos”, concluyó.

 

 

Déjanos tus comentarios!

comentarios

Déjanos tus comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Más en Educación

Sonríe Mamá & familia es un medio de comunicación que cuenta con un sitio web, una fanpage y una revista de papel a través de los cuales intenta acompañar a los padres y familias actuales en la crianza de sus hijos. Contamos con columnistas que nos apoyan con temas de salud, sicología y educación además de un equipo humano comprometido con la labor de informar.

Contáctanos

Copyright © 2017 Sonríe Mamá - LaPagina.cl