El poder de los inciensos

Por: Fátima Gómes.

El uso de los inciensos es milenario. Han servido para acompañar ceremonias mágicas, rituales, oraciones y mucho más. Ideales para limpiar los ambientes religiosos y facilitar la conexión con la divinidad.

Su correspondencia con el elemento aire hacen de él un instrumento excelente para crear conciencia a la hora de realizar un ritual. De la misma manera, su aroma perfumado ayuda a impregnar cada elemento de la misma vibración energética, para encaminar nuestros deseos hacia la realización.

Actualmente, se utilizan para depurar ambientes, limpiar el aura, contrarrestar energías negativas y estimular ciertos sentidos bloqueados por el estrés o la tensión. Por analogía, el mundo de la magia tiene influencia cósmica en cada uno de los inciensos existentes y sus diversos aromas corresponden a un determinado planeta y una influencia en particular.

Los inciensos influyen en nuestras emociones, pensamientos y sentimientos, que nos llevan a un estado elevado de conciencia, generando más equilibrio, salud y bienestar. Producen efectos curativos, protectores del lugar, eliminando energías negativas y creando un ambiente placentero tanto en el hogar como en el trabajo.

Los aromas

Canela:

Este incienso es uno de los más afrodisíacos, atrae el amor, los encuentros románticos, la estabilidad sentimental y económica. Debes prenderlo los viernes y disfrutarás de mucha armonía.

Ciprés:

Debes usarlo cuando necesites cambiar una situación y transformar algo que estás viviendo. Su relación con Plutón y el inconsciente te ayudará a liberar emociones reprimidas, olvidar rencores pasados y disfrutar libremente del amor.

Jazmín:

La influencia de Júpiter hace de este incienso un perfecto antidepresivo, aclara la mente, ayuda a la meditación, los viajes largos y el éxito profesional.

Cedro:

Tiene un efecto sedante ante los problemas de depresión o angustia. Úsalo para encontrar tranquilidad y disfrutar de placenteras horas de sueño.

Eucalipto:

Ayuda a comunicar las emociones reprimidas. Su relación con Mercurio agiliza la curación de malestares bronquiales, gripales y congestiones nasales.

Coco:

Limpia el aura creando luminosidad y magnetismo. Es un afrodisíaco que estimula nuestros deseos haciendo más intensos los encuentros íntimos. Úsalo si buscas una reconciliación.

Ámbar:

Recibe la influencia de Mercurio y ayuda a estabilizar los estados mentales proporcionando tranquilidad y una sensación de paz. Revitaliza el ánimo y evita el estrés ante asuntos complicados. Se debe prender los miércoles.

Mirra:

Comúnmente usado en rituales de protección, este incienso libera de cargas energéticas negativas, alivia malestares físicos y brinda fuerza al espíritu.

Limón:

Depura ambientes negativos, aleja las envidias y los malos deseos creados por terceros. Conviene prenderlo cuando percibas gente negativa, neutralizando cualquier mala intención.

Pachulí:

Favorece las mejoras económicas y atrae la prosperidad. Su relación con Venus y la madre tierra generan abundancia, magnetismo y sensualidad. Úsalo los viernes.

Sándalo:

Purificador por excelencia. Su uso favorece los estados de meditación, concentración y estimula las experiencias místicas. Es excelente para atraer el trabajo y mejorar tu desempeño.

 

Fátima Gomes
Experta en feng shui y angelología, numeróloga y maestra en ciencias místicas. Facebook.com/fatimagomes.tv. Fono: 88496956. Aplicación gratuita en Play Store “Tu ángel por Fátima Gómes”.

Escrito por
Más por Sonrie Mama

¿Por qué la leche cuida tu piel?

Siempre se ha dicho que Cleopatra se daba baños de leche como...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *