Los beneficios de la enseñanza Steam

LEER ARTICULO COMPLETO

A nadie le cabe duda que el mundo está cambiando, quizás más rápido de lo que nos gustaría. Es por esto que debemos replantearnos muchas cosas, tanto como padres y como profesores, respecto a la manera que estamos criando y formando a nuestros hijos.

La época de educar para repetir lo escrito en el pizarrón no ha dado buenos resultados y toda la evidencia científica nos muestra que tenemos que buscar la forma de ayudar a los niños a integrar nuevos conocimientos a través de distintas disciplinas, motivándolos a pensar de manera crítica, que aprendan a cuestionar, observar y ser capaces de comunicarse con sus pares.

Todos los avances de las neurociencias nos han demostrado que los primeros 8 años son cruciales para desarrollar en los niños las ganas y el potencial para aprender. ¿Y cuál es la mejor manera de lograr esto en la sala de clases? La metodología STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas).

Apoyar la curiosidad

Aunque puede sonar un poco rimbombante hablar de ingeniería o tecnología para jardines infantiles, lo cierto es que como dijo Fred Rogers: “Cada niño parte su vida como un científico nato”. Es cosa de ver a los más chicos cómo les fascina explorar todo, investigan cada rincón de la casa y el patio, quieren saber cómo funcionan las cosas y preguntan el porqué de todo. El tema es que los adultos debemos apoyar esta curiosidad innata para que ellos quieran seguir investigando y aprendiendo.

Cómo aplicarla en el jardín

1-Las educadoras se encargan de armar la sala como un laboratorio de juegos y descubrimientos, donde tienen maceteros con distintos tipos de plantas y flores de verdad, insectarios, muchos libros de botánica, lupas, anteojos de científicos, otra zona con microscopios para niños para que puedan ver las nervaduras de las hojas.

2-Los paneles deben estar decorados con dibujos y fotos reales de distintos tipos de flores y científicos y científicas que hayan sido botánicos y naturalistas, como Claudio Gay por ejemplo.

3-Estos mismos materiales, junto a otros, sirven para enseñar matemáticas. Temas como seriación, clasificación y ordenación se pueden trabajar con semillas, hojas de distintos árboles y piedras.

4-Para tecnología los niños necesitan trabajar con material de desecho, ya que ellos son los encargados de fabricar otros microscopios, lupas y lo que su laboratorio necesite.

5-En ingeniería los niños serán los encargados de hacer mapas de su sala, ver qué muebles necesitan, cambiar de ubicación, jugar con bloques y hacer construcciones de otros laboratorios. Y con los tiles magnéticos pueden construir planos en 3D.

6-El arte se integra de manera natural en la metodología STEAM, ya que se pueden trabajar obras de arte donde haya plantas y flores, como Los girasoles de Van Gogh por ejemplo, donde los niños previamente analizan los girasoles de verdad, ven sus semillas, pétalos y tallos, los ven en el microscopio, etc. La profesora también les ha contado de la vida del pintor y luego realizan su reinterpretación de la obra de arte.

Más preparación

Obviamente esta metodología implica mucho más trabajo y preparación que una simple clase donde los niños miran pasivamente un pizarrón y ven un dibujo de una flor en el libro, pero es muchísimo más significativa para los niños.

En Chile está llegando, pero como actividades extracurriculares y como talleres que pueden tomar los niños.

Uno muy bueno con el que gozan y aprenden los niños es www.thinkey.cl

 

Por: Carolina Pérez Stephens. Educadora de párvulos UC. Máster en educación Harvard University, docente Universidad de los Andes. Directora de Helsby International Preschool.

 

Escrito por
Más por Sonrie Mama

¿Cuándo se debe acudir realmente a un servicio de urgencia?

Ir a la urgencia de un recinto de salud supone la expectativa...
Leer Más

2 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *