Un niño sale a la calle a jugar y se acerca a otro que solo mira su celular y no ve quién está frente a él tratando de compartir. Luego el pequeño camina en dirección a otro niño de su edad, quien también está inmerso en la realidad paralela que entrega el teléfono móvil. Resignado, vuelve a su casa diciendo: “yo solo quería jugar”.

Se trata de un video que, si bien no es una historia real, muestra lo que ocurre día a día en los colegios, plazas y en nuestras propias casas, donde cada miembro de la familia disfruta más con el móvil que compartiendo con las personas que vive.

El viral es parte de la campaña impulsada por la ONG No Chat a Bordo (nochatabordo.cl), que hace unos años causó impacto con su llamado a no utilizar el celular al conducir un automóvil. Hoy encabeza esta iniciativa que pretende en primera instancia prohibir el uso del teléfono móvil en los colegios. Esto ya ocurre en países como Francia, donde se tomaron medidas al respecto.

“Si bien no tenemos cifras de uso o permisión del celular en las escuelas de Chile, sabemos que en la mayoría no está prohibido. En algunas se permite solo en recreos, lo que es más perjudicial aún ya que los menores pueden prestar atención en clases, pero no están conviviendo con sus pares. Antes, esta instancia era exclusiva para juegos, reunirse y disfrutar entre amigos”, explica Claudia Rodríguez, directora de No Chat a Bordo.

Rodríguez señala que la campaña lleva por nombre “La Soledad de dos Mundos”. Se muestra a niños jugando solos con sus celulares y a los otros que no quieren utilizar el móvil, pero que quedan igualmente en soledad.

“En el caso de Chile no existe ninguna regla sobre la utilización de teléfonos en la sala de clases y depende de cada colegio si lo regula. Sin embargo, la mayoría de los alumnos tiene este aparato y su uso genera más de un problema entre profesores y apoderados”, agrega.

Graves consecuencias

Según un informe del Instituto Nacional de Estadísticas, en Chile (enero 2018) hay un total de 28.115.115 de celulares. Más de 10 millones de la cantidad de habitantes del país. Por otra parte, un estudio publicado en febrero de 2018 por Telefónica muestra que los chilenos pasan 5 horas diarias conectados al smartphone, siendo el consumo de video el que lidera, con 60% del tráfico. El aumento del internet móvil ha sido de un 500% en los últimos 4 años. Como si fuera poco, Chile también es líder en uso de redes sociales.

Por otra parte, la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría revelaron a través de un estudio las principales razones por las que los niños menores de 12 no deben usar teléfonos móviles sin control. Algunas son:

  1. Desarrollo cerebral de los niños que puede producir retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de impulsividad y falta de autocontrol (rabietas).
  2. Retraso en el desarrollo del niño. El excesivo uso de las tecnologías puede limitar el movimiento y, consecuentemente, el rendimiento académico, la alfabetización, la atención y capacidades.
  3. El sedentarismo que implica el uso de las tecnologías es un problema hoy entre los niños. Y la obesidad lleva a diabetes, problemas vasculares y cardíacos.
  4. Algunos estudios comprueban que el uso excesivo de las nuevas tecnologías está aumentando las tasas de depresión y ansiedad infantil, trastornos de vinculación, déficit de atención, trastorno bipolar, psicosis y otros problemas de conducta infantil.
  5. Los estudios demuestran que uno de cada 11 niños de 8 a 18 años son adictos a las nuevas tecnologías. Cada vez que los niños usan dispositivos móviles se separan de su entorno, amigos y familiares.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *