Niños: ¿Azúcar o endulzante?

Existen muchos mitos sobre si es apropiado o no que los niños consuman endulzantes, sobre todo porque muchos de los alimentos que comemos habitualmente lo contienen, en reemplazo del azúcar.

Mientras los productos naturales como la miel y el azúcar continúan siendo endulzantes por excelencia, cada día es mayor su reemplazo por edulcorantes artificiales. “En el caso de los niños su consumo debe ser con moderación, pero no porque tenga efectos nocivos en su salud, sino porque se acostumbra a los niños a alimentos con un sabor muy dulce, lo cual puede causar rechazo a comidas cuyo sabor puede ser más neutro, como algunas frutas y verduras”, comenta Carole Glisser, nutricionista infantil de Clínica Indisa.

Hoy es un error pensar que los niños necesitan de la energía del azúcar para su desarrollo y crecimiento, dada la alta prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil que existe en Chile. “No sólo es fundamental no promover su consumo, sino que a la vez evitar que se consuma de forma camuflada en otros alimentos como por ejemplo galletas, helados, entre otros”, agrega.

Hay que tener en cuenta que es durante la infancia cuando se desarrollan los hábitos de los niños, por lo que en esta etapa hay que preocuparse especialmente de cómo se alimentan. ¿Prefieres que a tu hijo le gusten los sabores naturales de frutas y verduras en vez de los artificiales? Preocupémonos entonces de mejorar la calidad de los alimentos que les damos a nuestros hijos, privilegiando la comida casera y las frutas naturales como postre, en vez de las frituras, comida chatarra y golosinas que poco aportan. Es mejor dejar estos alimentos para situaciones especiales, como fiestas y cumpleaños, pero lejos de la rutina diaria.

Recomendaciones

  • Consumir alimentos naturales, ya que no tienen conservantes y aditivos.
  • Preferir alimentos integrales, es decir, aquellos que son preparados con harinas donde se utiliza el grano entero, no como la harina blanca común que es refinada.
  • Privilegiar el consumo de agua por sobre jugos y bebidas.
  • Evitar alimentos altos en calorías, azúcar y/o grasas, como papas fritas, galletas, chocolates, “snacks”, queques, cereales, quesos amarillos, embutidos, mayonesas, mantequilla, entre otros.
  • Si tu hijo tiene problemas de concentración y/o de hiperactividad, restringe colorantes y azúcar.
  • No fijarse en las calorías; un alimento de pocas calorías no necesariamente es de calidad. Seleccionar alimentos que sean bajos en grasas saturadas y trans, sodio, colesterol y azúcar.

 

Fuente: Clínica Indisa.

Fue útil esta nota?

Escrito por
Más por Sonrie Mama

Cómo sanitizar frutas y verduras

Podemos ir al supermercado o comprarlas con despacho a domicilio. Independiente de...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

" />