Niños desobedientes o impulsivos: ¿qué hacer?

El auto-control es una de las características más importantes que podemos educar en los hijos, porque trae consigo muchas ventajas. Algunas de ellas son:

  • Aumenta el nivel de responsabilidad.
  • Reduce la probabilidad de incurrir en conductas de riesgo y promueve el respeto de las reglas de la casa.

Y aunque veremos los frutos de nuestro esfuerzo formativo cuando los hijos estén llegando a la pubertad (a partir de los 9 años), es necesario empezar a trabajar en este tema desde la primera infancia.

Lo primero es recordar que es normal, sano y esperado, que un niño tenga episodios de rebeldía e impulsividad durante su crianza. En esto consiste, precisamente, el recorrido que lo llevará a ser un adulto maduro, autónomo e independiente. Por lo que no siempre que un niño se porta mal es debido a que tiene problemas o los papás están haciendo algo mal. A veces, sencillamente es porque está creciendo y aprendiendo para conducirse mejor cada día.

Nuestro trabajo consiste en dirigir su conducta hacia donde obtenga mejores resultados. Es la manera en que podemos ayudarle a controlar sus impulsos, de tal manera que pueda lograr sus objetivos.  A continuación se muestran algunas ideas para hacerlo:

Aleja y distrae:

Antes de los 3 años, la impulsividad de tu hijo está “al natural”, por lo que es normal que dé manotazos o intente arreglar situaciones a base de mordidas. Después de los 2 años, al mismo tiempo que lo alejas y/o distraes de lo que está provocando la mala conducta, muéstrate seria, desaprobando su conducta, pero nada más.

Reduce el número de “NO”:

Trata de mantener los “NO” en la mínima cantidad posible. Haz un esfuerzo por corregir sin usar esta palabra, de tal manera que tu hijo no perciba toda interacción contigo como una restricción. Además de promover un mejor ambiente, este hábito reduce la rebeldía en los hijos.

Da opciones:

En lugar de decir, por ejemplo, “Lávate los dientes, por favor”, puedes proponer: “¿Cuándo te quieres lavar los dientes? ¿Antes de tu caricatura o después?”. De esta manera, dejas claro que tendrá que lavarse los dientes, pero le cedes un poco de poder al permitirle que sea él quien proponga el momento para hacerlo (dentro de las dos opciones que le ofreces). Esta técnica es especialmente útil para los hijos más rebeldes o testarudos.

Cánsalo:

Los niños tienen mucha energía que, sumada a su baja capacidad de controlar impulsos, puede provocar desobediencias y malas conductas. Si tu hijo tiene oportunidad de canalizar esta energía en deportes y juegos, la usará menos en actividades que lo meterán en problemas.

No le des todo:

El negarle algún capricho, el que tenga que esperar un poco para recibir lo que quiere, el que no tenga todos los privilegios, entrena en la voluntad, la fortaleza y la paciencia. Todas estas son virtudes que promueven el adecuado control de impulsos.

Dale responsabilidades:

Un pequeño de 3 años puede ayudar a poner la mesa para comer. Un niño de 7 años es capaz de tender su cama. Uno de 11 puede ayudar a su hermano más pequeño con algo. El que tu hijo esté a cargo de algo específico construye una fuerte autoestima. Un niño que se siente capaz de lograr algo también sabrá que puede controlar sus impulsos para hacer lo correcto en un momento dado.

Llega a acuerdos con él:

A partir de los 6 años (algunos incluso antes), los hijos tienen la capacidad de entender los beneficios de cumplir con sus responsabilidades y seguir las reglas de la casa. Escoge un buen momento (que haya calma y buen ambiente) para hablar con él y explícale cómo puede obtener lo que quiere (tiempo de juego, permisos adecuado, etc.) si cumple con lo que le toca hacer. Esta será una buena oportunidad para que conversen sobre sus responsabilidades y los posibles impedimentos que tu hijo dice que tiene para realizarlas. No regañes, escucha. Ambos propongan ideas y lleguen a acuerdos para un mejor funcionamiento.

 

Por: Mónica Bulnes, psicóloga. www.preguntaleamonica.com

 

Fue útil esta nota?

Escrito por
Más por Sonrie Mama

Problemas de sueño se disparan ante la incertidumbre

A casi dos meses del estallido social son muchos los chilenos que...
Leer Más

1 Comment

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *