Uso de desodorante en niños: ¿cuándo empezar y cómo elegirlo?

LEER ARTICULO COMPLETO

Tarde o temprano nuestros hijos comienzan a crecer, aunque nosotros queramos verlos siempre como niños pequeños. Por ello, no resulta extraño que un día cualquiera sientas olor axilar en el niño o niña y no sepas qué hacer.

En ese momento sueles hacerte muchas preguntas: ¿debo comprarle desodorante?, ¿no será muy chico para usarlo?, ¿le producirá algún daño?, ¿hay desodorantes especiales para niños?, ¿debe usar desodorante de adulto?, ¿por qué en internet dicen que los desodorantes causan problemas de salud?

Para dar respuesta a algunas dudas de los padres sobre este tema conversamos con dos especialistas: la Dra. Carla Muñoz, dermatóloga, y la Dra. Carolina Valdés, endocrinóloga, ambas de la Clínica Santa María.

¿A qué edad o ante qué signos concretos deben empezar a usar desodorante los niños y niñas?

La edad normal de aparición de olor axilar o aprocrino es alrededor de los 7 años en las niñas y entre los 7-8 años en los varones. Se produce por la maduración y al aumento de la producción de andrógenos por parte de las glándulas suprarrenales. Frente a este proceso normal los niños pueden comenzar a usar desodorante.

¿En qué fijarse al elegir el desodorante más adecuado para niños?

Para los niños se deben preferir desodorantes indicados para pieles sensibles, ya que no traen perfumes ni colorantes que pueden sensibilizar la piel del menor. Además, las concentraciones de los principios activos tienden a ser más bajas. Luego de un par de meses de uso se puede probar el uso de desodorantes tradicionales para ver la tolerancia. También hay que evitar el uso de desodorante en spray, ya que es muy irritante. Preferir formato roll on o barra.

Circula información en contra del aluminio y el triclosán presente en desodorantes. ¿Cuál es su opinión al respecto? ¿Puede dañar a los niños?

Las sales de aluminio se usan para disminuir la cantidad de sudor eliminado y el triclosán tiene propiedades antibacterianas que ayudan a disminuir la generación del mal olor axilar. A veces pueden ser irritantes cuando hay alta concentración, pero en concentraciones habituales no hay ningún problema con su uso.

Pese a que en redes sociales se ha planteado que estas sustancias tienen efectos graves no deseados, NO HAY EVIDENCIA CIENTÍFICA QUE AVALE DICHAS AFIRMACIONES. Por ahora, solo podemos afirmar que en algunos pacientes hay irritación y reacciones alérgicas pero nada más.

¿Cómo saber si el niño tiene algún problema relacionado con el sudor (hiperhidrosis, precocidad)?

Habitualmente la aparición de olor axilar es un fenómeno normal. Puede acompañarse o preceder a la aparición de vello púbico (pubarquia), acné y seborrea. Cuando se produce a edades más tempranas se sugiere una evaluación clínica para descartar alguna patología, ya sea una hiperactividad patológica de la glándula suprarrenal o bien pubertad precoz.

En el caso de la hiperhidrosis, ésta es más frecuente en adolescentes que en niños. Su diagnóstico es clínico (no requiere exámenes) y, una vez descartadas otras patologías que pueden gatillarla, el manejo es principalmente tópico (cremas o lociones a aplicarse localmente). Cuando hay sudoración excesiva persistente conviene consultar al especialista.

Escrito por
Más por Sonrie Mama

Concurso Ballerina Bajo Poo

Sumándose a la tendencia mundial de los productos “low poo”, Ballerina presenta...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *