El otoño e invierno son el escenario propicio para el aumento de las enfermedades respiratorias. De hecho, el sistema de salud está con alta demanda debido a los numerosos contagios de influenza que se están produciendo en personas de toda edad.
Leer artículo completo