Si bien la incertidumbre es algo inevitable, las personas tienen diferentes maneras de reaccionar a ella.

Algunos no tienen problema con tener altos niveles de incertidumbre en sus vidas, mientras que otros apenas la toleran en grados mínimos. Estos últimos suelen estar asociados a trastornos ansiosos.

Los especialistas de Cetep desarrollaron un test para que puedas saber hasta qué grado tienes intolerancia a la incertidumbre.

Si quieres desarrollar el test pincha: AQUÍ

Fuente: Cetep