Ya está todo listo para que la ciudadanía vuelva a disfrutar el Festival Hecho en Casa Entel y celebrar el reencuentro entre el arte, el espacio público y las personas. Tras 3 años sin realizarse, esta octava edición se tomará el Parque de la Familia, perteneciente a la Red de Parques Urbanos de Parquemet, en la comuna de Quinta Normal, con una serie de cinco muestras de arte urbano de grandes dimensiones.

Desde el 28 de octubre el público podrá interactuar con grandes obras que, en esta ocasión, estarán todas ubicadas en este gran recinto de más de 20 hectáreas. Así, uno de los principales pulmones verdes de Santiago, se transformará en el hogar temporal de entretenidas y novedosas intervenciones, las que luego iniciarán una inédita gira por regiones, que pasará por las ciudades de Iquique, Valdivia y Concepción.

Será la primera muestra artística presencial y gratuita, de esta envergadura, desde que comenzó la pandemia. Por ello, pese a que se desarrollará al aire libre, en un espacio completamente abierto, se han dispuesto todas las medidas sanitarias y de seguridad requeridas por la autoridad para resguardar la salud de las personas.

Detalles

  • Robot de Juguete, de Hecho en Casa Entel, es la obra icónica de este año. Es una estructura de los años 50 y diseño retrofuturista, de siete metros de alto, construida con chatarra tecnológica recuperada de las bodegas de residuos de Entel, como antenas, estructuras metálicas, tuberías, entre otros elementos. Esta fue realizada por Blá! organizador del Festival junto a Entel.
  • Troll de Madera, del artista danés Thomas Dambo, es una obra de cinco metros de alto, construida con tres toneladas de madera reutilizada.
  • Pato de Hule, del holandés Florentijn Hofman, que se presentó en la Quinta Normal y el Muelle Prat en 2017, es una obra inflable gigante que mide 20 metros.
  • Huevos Fritos Caídos del Cielo, del holandés Henk Hofstra, es una obra que se instaló en 2016 en la céntrica Plaza Italia. Este año serán solo dos huevos, los más icónicos, que sorprenderán a la ciudadanía.
  • Caracoles de Colores, de los italianos Cracking Art, fueron fabricados con plástico regenerado. En 2018 maravillaron a santiaguinos, en Plaza Italia, y a porteños, en el Muelle Vergara en Valparaíso.
  • BloquEntel, el proyecto del artista rancagüino Julio Jeanmaire, busca convertir a la Torre Entel en una columna gigante de coloridos bloques, un juguete de posibilidades infinitas que ha hecho volar la imaginación de niños y niñas de distintas generaciones con sus particulares construcciones.

Más información: https://hechoencasa.cl/