¿Alergia a la primavera o resfrío por cambio de temporada?

En esta época, el ciclo vital de los árboles aumenta la cantidad de pólenes en el aire, lo cual genera bastantes complicaciones e incomodidad en quienes padecen alergias. “En la mayoría de los casos, el paciente puede presentar inflamación de las membranas mucosas de la nariz (rinitis alérgica), manchas rojas en la piel (urticaria), asma, entre otros”, explica el coordinador médico de Help, Dr. Fernando Martínez.

No obstante, el error más frecuente de los pacientes es solo tratarse estos síntomas cuando aparecen y no en forma preventiva. El especialista advierte que es fundamental tomar precauciones y mantener un tratamiento adecuado para evitar una reacción severa, que podría poner en riesgo incluso la vida de la persona.

A pesar de que las alergias primaverales no se pueden prevenir, debido a factores que dependen de la predisposición genética de cada persona, pueden mantenerse controladas previo al período de mayor circulación de alérgenos. Para minimizarlas “se deben tomar algunas precauciones a nivel ambiental y complementar con medicamentos prescritos por un especialista, ya que cada persona posee condiciones y síntomas diferentes, por lo que automedicarse podría generar reacciones adversas en el paciente”, afirma el broncopulmonar.

Señales de alerta

Por lo general, las personas suelen sentir algunos síntomas como picazón de la nariz, paladar y ojos, congestión nasal, estornudos, lagrimeo y molestias con la luz. En otros casos, puede existir enrojecimiento de la piel, opresión torácica y cansancio después de hacer ejercicio moderado. “La diferencia con los resfríos radica en que los estos además causan sensación de malestar general, dolor de garganta y ligero aumento de la temperatura corporal”, detalla el Dr. Martínez.

Te puede interesar:  Consejos para combatir el tránsito lento

Generalmente suelen aparecer en la niñez y adolescencia, pero pueden surgir en cualquier momento de la vida tanto en hombres como en mujeres, aunque no las hayan padecido antes. Se trata de una patología que puede heredarse, de hecho, se estima que si ambos progenitores presentan esta condición, la posibilidad de cada hijo de desarrollar alergias es de un 60% y de 30% si solo uno de los padres es alérgico.

Tratamiento para aplacar las molestias

En casos leves, se inicia el tratamiento con antihistamínicos y, en moderados a severos se agrega un corticoide nasal o inhalador.

La inmunoterapia también es una buena alternativa para aquellos pacientes que fracasaron con la terapia farmacológica y que tienen un número limitado de alergenos involucrados en su alergia.

Medidas preventivas

  • Evite la exposición al polen, polvo o ambientes cerrados con presencia de animales.
  • No haga ejercicios intensos en época de polinización.
  • Limpie con frecuencia todas las habitaciones de la casa, poniendo énfasis en los lugares donde pueda acumularse polvo.
  • Sacuda la ropa antes de usarla.
  • Use lentes de sol al salir, para evitar así la exposición de los ojos.
  • Evite salir a caminar en la mañana, ya que es el momento en que hay más liberación de pólenes.
Escrito por
Más por Sonrie Mama

Niños que comen tierra o arena: ¿qué hacer?

Cada tarde las plazas se llenan de niños que van a andar...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *