Aprende a hacer un horario de autocuidado

Practicar el autocuidado es muy importante

Un filósofo de la antigua China, llamado Tschuang Tse, nos regala un maravilloso cuento sobre cómo la constante actividad evita que nos miremos y que alcancemos estados de calma: «Había una vez un hombre que, al ver su propia sombra, lo contrariaba. Era tan infeliz que decidió dejar sus pasos atrás. Se dijo: “Me alejaré de mis pasos”. De tal modo, se levantó y se fue. Pero cada vez que apoyaba un pie y daba un paso, su sombra lo seguía. Entonces se dijo: “Debo caminar más rápido”. Caminó más y más hasta caer muerto. Si simplemente hubiera caminado hacia la sombra de un árbol, él se habría desecho de su sombra».

Leer artículo completo

Fue útil esta nota?

Escrito por
Más por Sonrie Mama

Problemas comunes durante la lactancia materna

La Organización Mundial de la Salud promueve activamente la lactancia materna como...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

" />