¿En qué consiste la mastopexia?

La mastopexia es aquella técnica que nos permite mejorar y elevar la mama combinando dos conceptos: rellenar un vacío existente y/o eliminar el exceso de piel.

El paso del tiempo, la edad, los embarazos o lactancias, y las pérdidas bruscas de peso hacen que tu mama sufra cambios. Según las características de tu mama y tus deseos, el cirujano plástico debe evaluar cuál es la mejor opción para ti.

Lo primero es explicar que las mamas caídas pueden tener distintos grados, es decir, podemos tener una ptosis (caída de la mama) leve, moderada o severa, todo ello acompañado de mejor o peor calidad de la piel.

¿Qué opciones tengo si mi mama está un poco vacía o un poco caída (ptosis leve)? ¿cómo la puedo rejuvenecer?

Pues bien, si tu mama tiene una caída suave o, simplemente, se ha vaciado un poco en la zona superior, el objetivo principal será aportar relleno para que esa piel vuelva a tener un poco más de turgencia. Ello se puede conseguir de dos formas:

  • Colocando un implante mamario que permita rejuvenecer y elevar la mama al recuperar la tensión de la piel (con una cicatriz en el surco de tu mama).
  • Rellenando con tu propia grasa ese vacío (con mínimas cicatrices).
¿Cuál elegir?

Dependerá de la calidad de tus tejidos y tus deseos. No obstante, los cirujanos han de orientarte acerca de cuál es la mejor opción para ti, tras escuchar tus preocupaciones y realizarte una exploración.

¿Y si mi mama tiene una caída mayor (ptosis moderada)?

En estos casos habrá que valorar cuánta mama tienes, cómo es tu areola, donde está situada y, por supuesto, cuáles son tus deseos.

Aquí es cuando hay que jugar un poco con las cicatrices. ¿A qué me refiero? Las cicatrices que se pueden hacer en la mama pueden ser, simplemente, una cicatriz alrededor de la areola. Esto permite quitar un poco de piel siempre que se rellene el resto con un implante o con grasa. El siguiente paso sería añadir una cicatriz vertical a la anterior y, por último, se añade una cicatriz horizontal. Todo ello en función de la cantidad de piel a quitar.

¿De qué depende un tipo u otro de cicatriz?

Dependerá de si se quiere más o menos relleno en la mama. Cuanto más podamos rellenar la piel, menos piel tendremos que quitar y menos cicatrices tendremos que hacer.

¿Qué resultados podemos esperar a largo plazo?

Cuando realizamos una mastopexia acompañada de prótesis o de injerto de grasa, lo que estamos consiguiendo es rejuvenecer la mama. Es una técnica muy agradecida, que te permite recuperar la autoestima y la seguridad, al recolocar las mamas en su posición correcta y devolverles un volumen adecuado.

El resultado definitivo y estable se alcanza transcurridos al menos 10-12 meses. A partir de ese momento, la mama va a volver a experimentar los cambios por el paso del tiempo y por nuestro modo o estilo de vida.

Cuando realizamos injerto de grasa la mama experimentará una caída progresiva a lo largo de los años. Lo primero que se vaciará será el polo superior, pero la areola siempre mirará al frente, por lo que no dará la sensación de caída.

Cuando además de la mastopexia colocamos un implante, el polo superior siempre se mantiene relleno aunque la mama empiece a caer.

Son dos modos de evolución distintos, que te permitirán verte con una mama bonita durante muchos años.

 

Por: Dra. Susana Puga, Cirujana Plástica Martín del Yerro Cirujanos Plásticos.

Fue útil esta nota?

Escrito por
Más por Sonrie Mama

La importancia de la empatía

Ya lo habrán escuchado en algún lado: el hombre es un ser...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *