¿Cómo debe alimentarse un niño preescolar?

En Chile y a nivel mundial se sostiene una batalla contra la obesidad. Según datos de la OMS, el 9,5% de los menores de 5 años tiene sobrepeso, cifra que ubica a Chile tercero en la región.

Los expertos aseguran que durante la infancia es cuando se adquiere la mayor parte de los hábitos alimentarios y las preferencias que determinarán en gran medida el tipo de alimentación futura.

“Entre los dos y cinco años los niños deben incorporar nuevos sabores y texturas todavía desconocidas para ellos. El rol de los padres es fundamental en la educación alimentaria de los niños. La exposición reiterada a un alimento puede terminar cambiando el rechazo inicial por aceptación y es la forma de establecer una dieta variada que asegure un patrón de alimentación saludable en el futuro”, explica Marcela Giacometto, directora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello.

8 tips imperdibles

Una variedad de alimentos saludables aportará al niño los nutrientes que requiere para desarrollarse y crecer. Ante esta necesidad, la nutricionista detalla 8 tips imperdibles para los padres:

1-Incluir frutas y verduras: Añadirle color al plato. Es una buena idea comer tres unidades de frutas y dos platos de verduras al día, pues contienen fibra y vitaminas.

2-Consumir agua: Es importante que los niños aprendan a beber agua cuando tienen sed en vez de otros líquidos.

3-Informarse sobre el tipo de grasas: Los niños necesitan incluir grasa en su dieta, pero se deben limitar las del tipo saturado.

4-Incorporar los cereales integrales: Incluyen el pan, los cereales del desayuno, el arroz y las  pastas. Los cereales integrales son mejores que los refinados, pero se sugiere elegir aquellos que tengan menor contenido de azúcar.

Te puede interesar:  ¿Se puede realizar una otoplastía en niños?

5-Un menú equilibrado: Mirar hacia comidas que incluyan una variedad de alimentos: algo de cereales, fruta, verdura, carne u otros alimentos proteicos y lácteos. Decir no a las raciones dobles.

6-Variedad: Hay que ser creativo y buscar la variedad de alimentos para evitar que el niño se aburra comiendo siempre lo mismo.

7-No exigirles comer todo lo servido en el plato: Hay que enseñarle al pequeño a reconocer cuando ya no tiene hambre y está satisfecho, ese es el momento de dejar de comer.

8-Evitar las colaciones tipo snacks, como papas fritas o golosinas.

 

 

Escrito por
Más por Sonrie Mama

Niños que comen tierra o arena: ¿qué hacer?

Cada tarde las plazas se llenan de niños que van a andar...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *