¿Qué hacer frente al cyberbullying?

LEER ARTICULO COMPLETO

En los últimos años, el uso de celulares inteligentes e Internet ha generado nuevas formas de vincularse entre las personas. Esto trae grandes ventajas y oportunidades, pero al mismo tiempo requiere estar preparado para evitar situaciones desagradables, que aún en medios virtuales pueden ser tan dañinas como las que suceden en la vida real.

Todos tenemos derecho a utilizar estas plataformas, pero también tenemos obligaciones hacia los demás. La premisa principal es relacionarnos con respeto, evitar la agresión y la discriminación de cualquier tipo. Sin embargo, eso no siempre se cumple y posiblemente conozcas a alguien que ha sido blanco de agresiones, discriminación o burlas transmitidos por mensajes de texto en el celular.

Una completa guía dirigida a adolescentes e impulsada por Cartoon Network detalla varias propuestas para promover la buena convivencia con los demás en Internet y aprender cómo actuar frente al llamado cyberbullying. A continuación rescatamos algunos consejos.

¿Qué es y no es cyberbullying?

Aunque todas las formas de agresión son desagradables y humillantes para quien las recibe, no todas constituyen ciberbullying. Se trata de una forma de acoso u hostigamiento entre pares (personas de la misma edad) usando Internet, celular o cualquier otra tecnología que sirve para comunicarse. Quien acosa tiene la intención de agredir siempre a una misma persona y lo hace de manera sostenida a lo largo del tiempo.

Sí es:

  • Crear un grupo destinado a hablar mal de alguien, invitar personas a sumarse y difundir el grupo para que funcione por varias semanas o meses en Internet.
  • Inventar falsos rumores que ridiculicen a una persona del colegio y hacerlos circular por mensajes de texto o vía redes sociales en un período de tiempo considerable.
  • Subir fotos de alguien con el objetivo de ridiculizar su aspecto, familia, origen étnico, orientación sexual o religión. Hacerla circular entre todos los contactos. Repetir esta acción varias veces con el propósito de aislar o “dejar afuera” al otro de un determinado grupo.
  • Humillar a alguien creando un falso perfil y utilizarlo para generarle problemas con otros o en un grupo, de manera repetida y constante.

No es:

  • Cuando alguien no es invitado a ser parte de un grupo de amigos en redes sociales esporádicamente.
  • Cuando alguien no es admitido como contacto o amigo.
  • Una pelea ocasional por chat entre dos o más personas.
  • Subir una foto donde alguien está con una cara graciosa.
  • Criticar el comentario de alguien en redes sociales.

¿Qué hacer frente cyberbullying?

Para quien padece cyberbullying:

1-No te quedes callado. Levantar la voz y hacerte escuchar sobre lo que te ha sucedido es el primer paso para detener el acoso.

2-Pide ayuda a tus padres, docentes o cualquier adulto con quien sientas confianza.

3-No respondas a las provocaciones con nuevas agresiones. No ayuda en nada y funciona como un estímulo y una ventaja para quien te acosa.

4-Evita los sitios web o redes sociales donde eres asediado hasta que la situación se modifique. Si se trata de redes sociales o comunidades online no será difícil. Si el acoso llega por el teléfono móvil, no hay que descartar cambiar de número.

5-Denuncia las páginas que se dediquen a molestar o acosar. Las redes sociales como Facebook, Twitter, YouTube, etc., cuentan con un mecanismo de denuncia de abusos o páginas y publicaciones inapropiadas. Utiliza esos mecanismos e invita a otros que lo hagan también. Así los administradores de las redes sociales atenderán esas denuncias y podrían bloquear páginas o publicaciones.

6-Cierra las puertas de tu vida online a personas que no son de plena confianza. Para ello:

  • Evita intrusos. Pide a un adulto que realice un chequeo a fondo de tu computador para asegurarse de que no tiene software malicioso (troyanos, spyware, etc.). Hay herramientas gratuitas online para eso. También cambia las claves de acceso de los servicios que utilizas; deben ser complejas de adivinar y llevar combinados números y letras, mayúsculas y minúsculas.
  • Depura tu lista de contactos de las redes sociales: si bien es “cool” tener muchos amigos, cuando te enfrentas a una situación de cyberbullying lo mejor es que conserves como amigos sólo a personas en que puedes confiar.
  • Configura tus opciones de privacidad de las redes sociales o similares y hazlas lo más estrictas posibles.
  • En el caso de que circulen rumores sobre ti online, intenta rastrear la información que fue publicada por otros o por ti mismo y trata de eliminarla si puede ser usada para hacerte daño.
  • Comunica a tus contactos que no hagan circular informaciones o fotografías tuyas sin tu permiso.
  • Protege tus datos personales. Uno decide el uso que quiere hacer de ellos, incluyendo las fotografías donde apareces.

7-Guarda las pruebas del acoso durante todo el tiempo, sea cual fuere la forma en que éste se manifieste. Trata también de conocer o asegurar la identidad de los autores. Para ello, puedes imprimirlas o realizar capturas de pantalla y guardarlas en el computador. Comparte esto con tus padres o un adulto de confianza. Tener las pruebas puede ayudar a frenar la agresión o poner al agresor al descubierto.

8-Pídele a un adulto que comunique a los que te molestan que lo que están haciendo es doloroso para ti y que les solicite, sin agresividad ni amenazas, ni señalar a nadie en público, que dejen de hacerlo. Si te animas, puedes hacerlo tú mismo, luego de haber hablado con tus padres o un adulto de confianza.

Para padres y educadores:
  • Dialogar con el que acosa acerca de sus posibles causas para realizar cyberbullying: “¿Por qué actúas de ese modo?”
  • Hacer especial hincapié en los enojos o conflictos que la persona pueda tener y en cómo canalizarlos de otro modo.
  • Tratar que reflexione sobre cómo se sentiría si la situación fuese al revés.
  • Promover el concepto de igualdad y responsabilidad ante los demás, para que comprenda que burlarse de alguien por sus características (apariencia física, etnia, clase social, etc.) es una forma de discriminación.
  • Insistir en la actitud de “no hagas en Internet lo que no harías cara a cara”.
  • Instar al o los que acosan a quitar de la web todo aquello que hayan utilizado como modo de ofender a alguien, de manera inmediata.
  • Instar a pedir disculpas públicamente por el daño cometido a un compañero (a).
  • Tomar medidas legales si la situación de acoso no cesa. Habiendo agotado todas las instancias a nivel de escuela y de diálogo con los involucrados y familiares, las leyes y ciertas instituciones gubernamentales protegen a las víctimas de acoso y se puede recurrir a ellas. En ese caso, se precisa que los adultos responsables, especialmente los padres y la dirección de la escuela (en caso que el ciberbullying suceda entre compañeros) se asesoren para dar lugar a los procedimientos de protección de derechos.

 

Escrito por
Más por Sonrie Mama

La leche materna se adapta a las necesidades del bebé

La recomendación de la OMS, la Sociedad Americana de Pediatría y el...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *