Durante el embarazo, la queja más común que se puede escuchar y sobre todo desde el final del segundo trimestre es la sensación de “cuerpo
pesado” que tienen las embarazadas. Por ello, es común que las mujeres busquen alivio en el agua, ya sea a través de baños de tina, piscinas o termas.

Leer artículo completo