Cómo conocer a los amigos de su hijo

La amistad tiene un nuevo significado y una nueva importancia a medida que su hijo crece. Las amistades cercanas implican sentimientos intensos, aprender a confiar, aprender a criticar con honestidad y sentirse seguros fuera de la familia.

Al tener más amigos y una mayor variedad de intereses y actividades, es posible que su hijo comience a pasar menos tiempo en su casa. Si conoce a los amigos cercanos de su hijo, podrá aprender mucho sobre su hijo.

Conozca a los amigos de su hijo

  • Hable con ellos por teléfono.
  • Encuéntrese con ellos en eventos escolares o del barrio.
  • Averigüe qué hacen ellos y su hijo cuando están juntos.

Hágale saber a su hijo que sus amigos son bienvenidos en su casa

  • Recuérdele las “reglas de la casa” a su hijo antes de la visita.
  • Déjeles saber a su hijo, al amigo y a la familia del amigo que habrá un adulto presente.
  • Esté al tanto de lo que sucede, viendo, escuchando y hablando con ellos sobre lo que están haciendo. Esté informado, pero mantenga un perfil bajo.

Siga las pautas también cuando su hijo va de visita a la casa de un amigo

  • Averigüe las “reglas de la casa” del amigo y quién más estará presente, por ejemplo, los padres, otro adulto, hermanos o hermanas.
  • Pregunte qué tienen planeado hacer durante la visita.
  • Hable con su hijo sobre las cosas que son importantes para usted: programas de TV y videojuegos violentos; consumo de alcohol, tabaco y otras drogas. Aproveche este momento para revisar qué conductas son saludables y cuáles son peligrosas.
  • Si su hijo no tiene su propio teléfono celular, asegúrese de tener el número de teléfono de un lugar donde se le pueda ubicar.
  • Si hay un cambio de planes, le deben avisar.
Te puede interesar:  El pololeo adolescente

Conozca a otros padres

  • Hable con ellos por teléfono.
  • Encuéntrese con ellos en eventos escolares o del barrio.
  • Salúdelos cuando lleven a su hijo a su casa.

La comunicación es la clave

  • Los niños en edad escolar necesitan y quieren más independencia. Una buena comunicación, con expectativas claras, ayuda a los padres y a los hijos a confiar en que lo que sucede es seguro.
  • Para comunicarse con claridad y franqueza con su hijo:
  • Elabore reglas claras y coherentes.
  • Hable con voz firme y amable.
  • Pónganse de acuerdo sobre las reglas, como la hora límite para llegar a casa, y refuerce las consecuencias acordadas si no se cumple una regla.
  • Sepa dónde y con quién pasa tiempo su hijo.
  • Hágale saber a su hijo que cuando cambien los planes (y seguramente cambiarán), se debe comunicar con usted para que apruebe cualquier cambio.

Manténganse en contacto

  • Si su hijo tiene un teléfono celular, hable acerca del uso apropiado.
  • En caso de emergencia, su hijo debe saber y tener anotados, los números de teléfono de su casa, del trabajo y de los celulares.
  • Tenga un plan alternativo. Si no se puede comunicar con usted, su hijo también debe tener información de contacto de un pariente, vecino o amigo de la familia a quien pueda llamar.

 

Fuente: Academia Americana de Pediatría.

Escrito por
Más por Sonrie Mama

Niños que comen tierra o arena: ¿qué hacer?

Cada tarde las plazas se llenan de niños que van a andar...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *