Algunos padres pueden tener dudas sobre la necesidad de comprar o no un enjuague bucal para sus hijos pequeños. En este sentido, lo primero que debemos decir es que, por lo general, el enjuague bucal no se recomienda para niños menores de 6 años de edad debido a que pueden ingerir el líquido.

Sobre esa edad no debiese haber problema, aunque existen muchos tipos de enjuague bucal para niños. Y ojo: no todos son iguales y sirven para lo mismo. Veamos esto en detalle:

1-Enjuague pre-cepillado:

Tiñen las zonas de los dientes en donde el cepillado no fue efectuado en forma correcta para que el niño las visualice y lo repita hasta hacerlo de mejor manera.

Son motivadores y promueven una limpieza más minuciosa y de mayor tiempo, pues los niños estarán cepillando hasta que eliminen por completo el color de sus dientes, ayudándoles así a prevenir la caries y el acúmulo de placa bacteriana.

2-Enjuague post-cepillado:

Los más comunes son los de efecto anticaries que contienen flúor, los cuales pueden usarse en forma diaria o semanal.

Siempre es positivo consultar

Debido a que el enjuague bucal no es necesario para todos los niños, un buen consejo es consultar con el dentista de su hijo antes de empezar. Tal vez decida que un enjuague bucal realmente le haría bien a los dientes del niño.

Por: María Teresa Picasso, odontopediatra.