Qué hacer frente a un TEC o golpe en la cabeza

El cerebro es el órgano fundamental, pues controla al resto del cuerpo, sus funciones motoras, sensitivas y cognitivas, además de la producción de hormonas. Pese a que está protegido por el cráneo, los movimientos rápidos de la cabeza (en diferentes sentidos) pueden provocar que el cerebro se impacte contra su caja ósea.

Todos hemos escuchado hablar, aunque sea alguna vez, del TEC, sigla para denominar a los traumatismos encéfalo craneanos. Pero, ¿qué es lo que realmente sabe de ellos? De acuerdo al neurocirujano de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Octavio Arriagada, éstos corresponden al daño que sufre, en mayor o menor medida, el cerebro como consecuencia de un golpe.

Así, existen dos manifestaciones de esta lesión: el TEC abierto y el TEC cerrado. La diferencia entre uno y otro se debe a la ruptura o no de la duramadre, que es un envoltorio del cerebro por la cara interna del hueso del cráneo. El abierto es más peligroso debido a que puede provocar meningitis o abscesos cerebrales.

El Dr. Octavio Arriagada explica que la gravedad de los TEC se clasifica por el grado de profundidad del compromiso de conciencia posterior al golpe. “Dependiendo de la gravedad del impacto o daño sobre el cerebro se verá si la lesión es leve, moderada o grave de acuerdo a la escala de Glasgow, sistema que evalúa la apertura ocular, la capacidad de lenguaje y la respuesta motora que se puede obtener frente a algunos estímulos”, indica el profesional.

Síntomas

Dolor de cabeza agudo, mareos, vómitos, pérdida de equilibrio y/o coordinación, alteraciones de conciencia, pérdidas de memoria (amnesias post traumáticas), y trastornos neurológicos focales con pérdidas de fuerza o sensibilidad, son solo algunas de las señales que indican la presencia de complicación de un traumatismo encéfalo craneano y ante la cual es necesaria una evaluación médica. “Como consecuencia del traumatismo se produce una inflamación que hace aumentar la presión dentro del cráneo, y como el cerebro no puede expandirse aparecen síntomas que son graves, como el compromiso de conciencia y lesiones cerebrales secundarias o agregadas como resultado de ello, lo que puede tener secuelas invalidantes e incluso llevar a la muerte”, indica el neurocirujano de Clínica Ciudad del Mar.

Te puede interesar:  Cómo alimentarse durante la lactancia

Todas las personas son susceptibles a sufrir un TEC, pero las causas varían desde la infancia hasta la adultez. De todas maneras, en quienes más se manifiesta esta situación es en los adultos jóvenes y está asociado a los accidentes de tránsito.

Qué hacer frente a un TEC

El doctor Arriagada comenta que el tratamiento va dirigido de acuerdo a la gravedad de la lesión (leve, moderada o grave). Puede ir desde la observación en el caso de un TEC leve, hasta el manejo en una unidad de cuidados intensivos cuando es más grave. Además, se puede requerir de procedimientos neuroquirúrgicos.

Por ello es que cuando existe este tipo de traumas el actuar rápidamente es esencial. El especialista recuerda que una vez que el paciente llega a un servicio de urgencia se le practicarán una serie de exámenes, partiendo por uno neurológico clínico que evalúa el funcionamiento de las distintas zonas del cerebro (respuestas motoras y reflejas). Después se llevará a cabo un escáner de cerebro para determinar el estado de los huesos de la zona afectada. “Si no hay daño, la persona puede irse a su casa con indicaciones de reposo y analgésicos para el dolor”, señala.

En este sentido, es importante recordar que cada paciente deberá estar en constante observación posterior a la lesión para ir viendo la evolución y evitar complicaciones. Así, en cuanto a la mejoría de estos episodios, el neurocirujano precisa que puede variar dependiendo de qué tan comprometedor sea el traumatismo. “Un TEC leve puede recuperarse en un par de días, mientras que el tratamiento de un TEC grave puede durar meses, considerando las diferentes secuelas que pueda tener el paciente”, indica.

Te puede interesar:  Intoxicación por silica gel

Medidas de cuidado

De este modo, se debe seguir un tratamiento de largo plazo y continuo que incluye rehabilitación motora, terapia ocupacional y estimulación psicomotora. Además, es posible que los pacientes requieran de ayuda sicológica y sintomática.

Si bien este tipo de eventos traumáticos no se pueden prevenir, debido a la cantidad y variedad de causas, sí se pueden tomar medidas de cuidado. El Dr. Arriagada entrega una serie de recomendaciones al respecto:

  • Uso de casco y elementos de protección a la hora de hacer deportes, andar en moto o en bicicleta.
  • No conducir después de haber ingerido alcohol.
  • Educar a la población respecto a la conducción de vehículos.
  • Tomar medidas preventivas en caso de realizar cualquier tipo de actividad peligrosa.

Cabe destacar que cualquier persona que tenga un golpe en la cabeza debe acudir a un centro asistencial de urgencia, sin importar lo insignificante que pueda parecer el accidente.

Escrito por
Más por Sonrie Mama

Niños que comen tierra o arena: ¿qué hacer?

Cada tarde las plazas se llenan de niños que van a andar...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *