De acuerdo con la OMS el 60 a 90% de los niños en el mundo presentan caries. En Chile la prevalencia de caries en los niños de 6 años es de 70,3% (2007). Frente a este escenario, los sellantes se usan para controlar y prevenir las lesiones de caries en fosas y fisuras de dientes primarios y permanentes.

La evidencia demuestra que una correcta indicación y aplicación de sellantes previene el desarrollo de lesiones de caries en las superficies de los dientes en donde se aplica. Y es que las superficies de fosas y fisuras son difíciles de limpiar, ya que son profundas y angostas.

Sellantes y control

El sellado dental consiste en cerrar (sellar) las fosas y fisuras en aquellos dientes con una alta probabilidad de desarrollo de caries para crear una barrera que impida la entrada de las bacterias causantes de la caries y sean más fácil de limpiar.

Es necesario que se acompañe de un control odontológico periódico, especialmente en los niños y adolescentes, ya que su boca va cambiando a través del tiempo debido al proceso de crecimiento y desarrollo.

Por: María Teresa Picasso, odontopediatra.