¿Qué significa que los niños sean hiperlaxos?

La hiperlaxitud articular es una condición que produce una excesiva movilidad de las articulaciones por un aumento de la elasticidad de los tejidos. Entre un 5 y un 15% de la población la presenta y es más frecuente en mujeres y niños, observándose una disminución con la edad. También puede estar en mayor porcentaje en algunas familias, porque tiene aspectos hereditarios.

Dependiendo del grado, en algunas personas esta condición no se asocia a dolor ni a otros síntomas, pudiendo incluso tener algún grado de popularidad en los afectados por ella al ser capaces de realizar movimientos tipo contorsionismo o tener un buen desempeño en actividades deportivas que requieran de mucha elasticidad corporal.

El Dr. Marcelo Acevedo, traumatólogo de Clínica Indisa con especialidad en rodillas, explica que no hay certeza ni exactitud sobre una causa que produzca el Síndrome de Hiperlaxitud. Sin embargo, en el ámbito de la reumatología se han descubierto anomalías de origen genético en las fibras de colágeno y otras proteínas que integran el tejido colectivo.

“Al no existir una causa clara, todos los pacientes que tienen una hipermovilidad tienen que ser analizados en su contexto. ¿Les genera o no molestia? Si no, viven una vida absolutamente normal y el ejemplo máximo son los contorsionistas del circo”, detalla Acevedo.

Tratamiento

La mayoría de los casos de niños hiperlaxos son asintomáticos, pero cuando hay síntomas el más frecuentes es el dolor en las articulaciones o tendones. Su aparición está relacionada, con frecuencia, con sobrecargas repetidas en alguna articulación durante la infancia o la adolescencia, y puede persistir en forma intermitente durante la vida. “En casos extremos, vemos pacientes hiperlaxos con episodios de luxaciones de hombro, temporomandibulares o rótula. Más extremo todavía es que se te salga un hombro durmiendo y eso se da también”, revela el Dr. Marcelo Acevedo.

Su tratamiento va desde fisioterapia y kinesioterapia hasta analgésicos y antiinflamatorios no esteroides. Según precisa el especialista, el ejercicio físico regular ayuda a evitar problemas en los músculos y el esqueleto y aporta una serie de ventajas a las personas con hiperlaxitud articular, como:

  1. Más energía para soportar las actividades diarias.
  2. Mejora en la postura corporal.
  3. Aumento de la fuerza y del tono muscular.
  4. Fortalece la capacidad para afrontar el estrés y el dolor.
  5. Mejora el estado de ánimo.
  6. Recuperación más rápida de las enfermedades y las lesiones
  7. Fortalece la salud ósea.

 

Fuente: www.indisa.cl

Escrito por
Más por Sonrie Mama

Cómo ayudar al niño con mala pronunciación

El desarrollo del lenguaje es uno de los procesos más largos y...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *