Claves para evitar enfermedades gastrointestinales en verano

Durante el verano existe mayor exposición a las enfermedades transmitidas por alimentos, mejor conocidas por sus siglas como ETA, que se refieren a cualquier enfermedad causada por la ingesta de agua o alimentos contaminados, que pueden provocar efectos adversos en la salud de las personas.

Es importante reconocer algunos agentes causantes de ETA como la Salmonella, Listeria monocytogenes, Campylobacter spp, Escherichia coli, Norovirus, virus de la Hepatitis A y parásitos como Trichinella spiralis, entre otros.

Por lo anterior es necesario tomar los resguardos necesarios para disfrutar responsablemente de nuestras vacaciones y así evitar que éstas se arruinen producto de alguna enfermedad gastrointestinal.

José Bravo, Gerente de Calidad y Prevención de Sodexo, entrega algunas claves para disfrutar las vacaciones sin problemas de salud.

Clave 1:

Mantenga la limpieza

  • Lávese las manos antes de manipular alimentos y a menudo durante la preparación.
  • Lávese las manos después de ir al baño.
  • Lave y desinfecte todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos.
  • Proteja los alimentos y las áreas de cocina de insectos, mascotas y de otros animales (guarde los alimentos en recipientes cerrados).

Clave 2:

Separe alimentos crudos y cocinados

  • Separe siempre los alimentos crudos de los cocinados y de los que están listos para ser consumidos.
  • Use equipos y utensilios diferentes, como cuchillas o tablas de cortar para manipular carne, pollo, pescado y otros alimentos crudos.
  • Conserve los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre alimentos crudos y cocidos.
  • Clave 3: cocine completamente
  • Cocine completamente los alimentos, especialmente la carne, pollo, huevos y pescados.
  • Hierva los alimentos como sopas y guisos.
  • Recaliente completamente la comida cocinada.

Clave 4:

Mantenga los alimentos a temperaturas seguras

  • No deje alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 1 hora.
  • Refrigerar lo antes posible los alimentos que han sido cocinados y los perecibles (bajo los 5°C), evitando tiempos prolongados de exposición a temperatura ambiente.
  • Transcurrida la hora de enfriamiento, refrigerar en seguida.
  • La comida no se debe refrigerar comida muy caliente, ya que podríamos provocar un aumento de la temperatura del resto de los alimentos almacenados en el refrigerador, así como afectar el funcionamiento de éste.
  • Mantenga la comida caliente (sobre los 65°C). El consumo sobre dicha temperatura refuerza la seguridad de los alimentos. Bajo esa temperatura, se considera zona de riesgo y es probable que se desarrollen microorganismos que podrían tener efectos perjudiciales en la salud de las personas.
  • No descongele los alimentos a temperatura ambiente. Descongele lentamente dentro de refrigerador.

Clave 5:

Use agua y materias primas seguras

  • Use y consuma solo agua potable.
  • Seleccione alimentos sanos y frescos.
  • Compre y consuma alimentos sólo en lugares autorizados.
  • Lave las frutas y verduras, especialmente, si se comen crudas.
  • No utilice alimentos después de la fecha de vencimiento.

 

Escrito por
Más por Sonrie Mama

¿Vamos a jugar?

Antoine de Saint-Exupéry, autor del célebre libro “El Principito”, retrata de forma...
Leer Más

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *