Ansiedad: la diferencia entre estar y ser ansiosos

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, el 6,5% de la población sufre de ansiedad. En concreto se trataría de más de un millón de chilenos, experimentando en primera persona el descontrol de sus emociones.

Palpitaciones, dilatación de pupilas y sudor de mano son solo algunos de los síntomas fisiológicos que suelen asociarse a la sensación de ansiedad. Y si bien el experimentar ansiedad es algo esperable ante situaciones difíciles, cuando ésta supera ciertos niveles puede transformarse en una enfermedad.

La psicóloga del Centro Médico Cetep, Andrea Lasagna, explica que “hay una diferencia importante entre estar ansioso y ser ansioso. Una persona con un buen manejo de su ansiedad se sentirá ansiosa ante por ejemplo un examen, una intervención médica o una mudanza. En cambio, una persona ansiosa se sentirá nerviosa ante este tipo de situaciones y ante muchas otras, llegando a experimentar una intensidad de tal magnitud que los síntomas fisiológicos impresionan fuera de control”.

Sentimiento negativo

Precisamente, cuando hablamos de Trastorno de Ansiedad las situaciones que despiertan nerviosismo “son teñidas de un sentimiento intensamente negativo, acompañado de preocupaciones y miedo. Y en casos más extremos de sensaciones de ahogo. En relación a esto, la ansiedad es una emoción producida por varios sentimientos negativos: rechazo, impotencia, sentimiento de catástrofe y culpa, entre otros”, describe la especialista.

Entre los factores de riesgo la psicóloga del Centro Médico Cetep cita que factores de carácter contextual “como el trabajo bajo presión, poca vida familiar y no tener momentos de recreación, conducen a sentirnos ansiosos. Hay una sobre estimulación del organismo al igual que ocurre con el estrés y ciertas sustancias estimulantes”.

¿Cuándo consultar?

Andrea Lasagna es enfática en señalar que “no todas las personas tienen los mismos síntomas, ni tampoco la misma intensidad. Cada persona según su predisposición biológica o psicológica se mostrará más o menos vulnerable a desarrollar algunos de estos síntomas o un conjunto de ellos”.

No obstante, la especialista identifica 4 señales que deberían dar una alerta respecto de la necesidad de consultar a un especialista:

  • Problemas de sueño: Este tipo de insomnio se debe a que con frecuencia no podemos dejar de pensar en nuestras preocupaciones y éstas limitan el descanso.
  • Inquietud paralizante: Si se experimenta una sensación de inquietud capaz de paralizar y no permite concretar lo que nos proponemos.
  • Alta frecuencia: Cuando la frecuencia de la aparición del estar ansioso se hace cada vez más elevada.
  • Calidad de vida: Si la ansiedad afecta o interfiere en otras áreas de nuestra vida, es otra señal de que es importante consultar.

Tome nota

La clave es estar alertas a la sintomatología y cómo ésta interfiere en la vida de cada uno. De este modo, la profesional sugiere prestar especial atención si se vuelven cotidianos hechos como:

  • Preocupación excesiva que no puede manejarse
  • Rumiación de pensamientos
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Inquietud
  • Irritabilidad
  • Fallas en la memoria
  • Desconcentración

Finalmente, la psicóloga Cetep advierte que “en muchos casos estos síntomas se acompañan de la presencia de trastornos de pánico que se manifiestan por una elevada actividad del sistema nervioso simpático y que genera palpitaciones, sudor, agitación, sensaciones de desmayo entre otras”. En estos casos, es importante tener en cuenta la intensidad y frecuencia de la aparición de los episodios y consultar a un profesional de salud mental”.

¡No te pierdas este test!

Los expertos de Cetep desarrollaron dos test relacionados con la ansiedad a los cuales puedes acceder aquí:

1-Trastorno de Ansiedad Generalizada

2-Trastorno de Ansiedad Social

Fue útil esta nota?

Escrito por
Más por Sonrie Mama

Cómo estimular la inteligencia emocional en los niños

La inteligencia emocional o CE no se basa en el grado de...
Leer Más

2 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *